Aplicabilidad de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información a la actividad de los Youtubers

Hace unos días, mientras estudiaba la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y comercio electrónico, me plantee la duda de si a los Youtubers les sería de aplicación dicha ley. A raíz de ello, en el presente post se analizará la aplicabilidad de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (en adelante, LSSI) a los Youtubers.

En primer lugar, la Ley indica que se entiende por Servicio de la Sociedad de la Información aquél servicio ofrecido a título oneroso, a distancia, mediante vía electrónica y a petición individual.

Por lo tanto, para que un Servicio sea considerado SSI debe ser:

  • Oneroso. Es decir, el prestador del servicio debe obtener un beneficio por la prestación del servicio. Dicho beneficio no tiene por qué venir del Destinatario del Servicio, sino que puede darse por ingresos de terceros como, por ejemplo, la Publicidad.
  • A distancia. El servicio debe ser realizado a distancia.
  • Vía electrónica. El Servicio debe realizarse por vía electrónica.
  • Petición individual.

En éste sentido, radica muy interesante para nuestro análisis el considerando 18 de la Directiva 2000/31/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de junio de 2000, relativa a determinados aspectos jurídicos de los servicios de la sociedad de la información, en particular el comercio electrónico en el mercado interior en la que se indica que se incluyen como SSI actividades no remuneradas por sus destinatarios, como el ofrecimiento de información en línea -siempre que representen una actividad económica para el prestador- así como la transmisión de información a través de una red de comunicación como los servicios que se transmiten entre dos puntos como vídeo a la carta.

(18) Los servicios de la sociedad de la información cubren una amplia variedad de actividades económicas que se desarrollan en línea; (…) Los servicios de la sociedad de la información no se limitan únicamente a servicios que dan lugar a la contratación en línea, sino también, en la medida en que representan una actividad económica, son extensivos a servicios no remunerados por sus destinatarios, como aquéllos que consisten en ofrecer información en línea o comunicaciones comerciales, o los que ofrecen instrumentos de búsqueda, acceso y recopilación de datos. Los servicios de la sociedad de la información cubren también servicios consistentes en transmitir información a través de una red de comunicación, o albergar información facilitada por el destinatario del servicio. La radiodifusión televisiva según se define en la Directiva 89/552/CEE y la radiodifusión radiofónica no son servicios de la sociedad de la información, ya que no se prestan a petición individual; por el contrario, los servicios que se transmiten entre dos puntos, como el vídeo a la carta o el envío de comunicaciones comerciales por correo electrónico son servicios de la sociedad de la información. (…)

Viendo todos estos elementos que deben concurrir en una prestación de servicios para entenderse como SSI, sólo puede concluirse que la actividad de un Youtuber se encuentra sometida por la LSSI -siempre que en la subida de sus videos active la opción de publicidad-, dado que:

  • existe onerosidad en la realización de vídeos de Youtube si el Youtuber obtiene un beneficio a cambio de la publicación del vídeo (ya sea porque obtenga dinero por parte de Youtube o de terceros que le paguen para la publicidad de ciertos productos);
  • el servicio se presta a distancia y de manera electrónica; y
  • el servicio se ha realizado a petición individual del destinatario, dado que el mismo es el que solicita visionar el vídeo.

Una vez analizado que la actividad del Youtuber se entendería como SSI, y en atención al hecho que Youtube es un canal de vídeo mundial, debemos proceder a analizar en qué situaciones será de aplicación la Ley Española.

El artículo 2 de la LSSI dispone en qué situaciones es aplicable la ley española:

  • A aquellos prestadores de servicios establecidos en España.
  • A aquellos prestadores de servicios que, a pesar de no estar establecidos en España, tengan un establecimiento permanente en España.
    • El artículo va más allá y define qué debe entenderse por establecimiento permanente. Debe ser un establecimiento continuado y habitual, instalaciones o lugares de trabajo en los que se realice toda o parte de la actividad.
    • Existe una presunción: que el prestador o una sucursal se encuentre inscrita en registro público español.

Por lo tanto, podemos concluir que será de aplicación la LSSI Española en los siguientes casos:

  • Youtubers establecidos en España.
  • Youtubers que, a pesar de no estar establecidos en España, tengan un establecimiento permanente en España (este caso sería más complicado de producirse).

Es importante que los Youtubers establecidos en España tengan conocimiento que le son de aplicación todas las disposiciones de la LSSI siendo, especialmente importantes, las obligaciones que se derivan de ella (obligaciones que serán analizadas en un post que saldrá a la luz en las próximas semanas).

Youtubers infografia

Comparte este post en las Redes SocialesEmail this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *